Herramientas terapeuticas de última generación

Las terapias convencionales, sin duda alguna, han hecho una magnífica labor hasta ahora, con un gran número de pacientes, que necesitaban tomar consciencia de la problemática que les acusaba. Gracias a dichas terapias, se han iniciado en su propio camino personal, para mejorar diariamente, como personas y para eliminar el sufrimiento, mejorando así sustancialmente el bienestar. Dichas terapias todavía son útiles de hecho, para un gran número de personas que se inician en su camino personal.

No obstante, son muchas las personas, que necesitan algo más. En la actualidad, son muchos más los clientes que se unen a esa búsqueda de terapeutas, que les ayuden a analizar su problemática desde el origen del conflicto, conduciéndoles a la toma de consciencia y resolviendo así la problemática en un tiempo breve y sin crear dependencias para empoderarse y tomar las herramientas que les conducen a ser sus propios maestros siendo así libres y dueños de su propio camino. Toda herramienta terapéutica que vaya encaminada en dicha dirección, podría llamarse una herramienta de última generación y aquellas personas que las reciben podemos denominarlos alumnos en proceso de ser sus propios maestros.

Los que ahora buscan los clientes

Es cada vez mayor el número de personas, que necesita más respuestas, indagar más en las profundidades del inconsciente encontrando un origen a sus problemas o bloqueos, una visión más holística y obtener más herramientas que les pueden  conducir a crecer personal y espiritualmente. 

Ahora lo que se busca es:

  • Encontrar el origen del conflicto
    Son muchas las herramientas que podemos utilizar para ir al origen del conflicto y para ello es preciso recurrir a todas aquellas que le permitan al terapeuta obtener información del inconsciente. Las herramientas que pueden ayudar en ese sentido, son el análisis de sueños, las regresiones al vientre materno,  las regresiones a la infancia o incluso a vidas pasadas siempre acompañado de una reprogramación del inconsciente. También son de mucha utilidad herramientas como la reorganización del sistema familiar a través de las constelaciones familiares y herramientas como el beso del alma  o la reprogramación del cuerpo de luz, herramientas que ayudarán al terapeuta energéticamente a eliminar mucha de las capas que impiden llegar a la esencia y con ello alcanzar una vibración muy elevada desde la cual la ayuda va a ser mucho más eficaz.
  • Empoderarse y obtener herramientas
    El acompañamiento siempre debe ir orientado al empoderamiento del alumno y para ello el terapeuta debe ser muy consciente de su rol de terapeuta y que como terapeuta está al servicio no solo de la persona sino de todo su sistema familiar, la ayuda siempre debe ofrecerse desde ahí. Debilitamos al alumno, cuando le llamamos para empezar paciente, dado que se está dando por hecho, que está enfermo y el terapeuta supuestamente está sano. Por otro lado, cuando el terapeuta se siente por encima del alumno, podría caer en un rol de salvador, haciéndole dependiente o aun peor, decidiendo por él, diciéndole lo que tiene que hacer, está debilitando a la persona. Para no caer en ese grave error, es importante que la terapia siempre vaya encaminada a tomar consciencia y a ofrecer las máximas herramientas posibles al alumno y que así pueda ser autosuficiente y pueda poner en práctica dichas herramientas cuando lo necesite para salir solo de cualquier problema que se le ponga en el camino.
  • Brevedad y eficacia
    La brevedad de la terapia solamente se puede conseguir si hay eficacia en el tratamiento, para que sea exitoso. Dicha brevedad en terapia se puede conseguir si se le conduce al alumno al origen del conflicto. Para ello, el trabajo, debe ser profundo y el terapeuta tiene que hacer un gran trabajo para dar con el dardo en el centro de la diana. Así evitamos todo tipo de dependencia, del alumno con el terapeuta y empoderamos a la persona en lugar de debilitarla, dado que en toda terapia, debe existir el objetivo de hacer fuerte a la persona.

Los terapeutas que sientan ofrecer herramientas de última generación

Todo terapeuta que sienta que sienta que su terapia es eficaz, que ayuda a la gente, sea de última generación o no y se sienta cómodo con su trabajo, no tiene por qué cambiar su forma de trabajar.

En cambio, todo terapeuta que sienta que sus herramientas ya no están ayudando, que busquen ofrecer una terapia diferente, pueden hacerlo a través de un proceso de transformación que no necesariamente de formación, para poder así alcanzar su objetivo.

Lo primero que debe haber hecho el terapeuta, es indagar en su propio proceso personal, para lo cual recomiendo realizarlo con buenos profesionales que les ayuden a entrar en el inconsciente y que les conduzcan al origen de sus  conflictos, que les están bloqueando a muchos niveles. Dicho proceso personal, se convertirá en un proceso espiritual, dado que solo se puede llegar a la esencia, si se eliminan todos los conflictos que lo impiden.

Desde ese punto, se conecta con una sensibilidad y una intuición a través del inconsciente colectivo, que además del propio beneficio personal que lo acompaña, se podrá ofrecer un servicio mucho más preciso  y más eficaz, dado que se incorpora esa magia, que le hará al alumno obtener la información que necesita a través del terapeuta.  También le ayudará dicha información al terapeuta a conocer los mapas que debe seguir para orientar al alumno por donde debe ir, sin perderse en dicha función.

Podemos apreciar, que son épocas de transformación en la psicología y cada vez son más los terapeutas que encuentran mejores resultados en las personas a las que acompañan en sus procesos personales, a través de las herramientas de última generación, por lo que podemos apreciar que las terapias convencionales han abierto el paso a un repertorio de herramientas que cada vez se utilizan y se demandan más.

Contacto

Newsletter

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

captcha

Próximos eventos

Noviembre 2017
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30