Enseña a tu hijo habilidades sociales y a solucionar sus problemas

En el desarrollo del niño, se considera fundamental el proceso de socialización, y para ello es necesario tener un buen repertorio de  habilidades sociales y una buena capacidad para la resolución de problemas en el ámbito social.  Podemos llamar habilidades sociales (HHSS) a las  capacidades que le permiten al niño interactuar con sus iguales, para que la socialización con otros niños sea satisfactoria. 


Las HHSS, pueden ser aprendidas y su adquisición no se aprende de un día para otro, sino que se van desarrollando a lo largo del tiempo a través de la observación, la práctica y la retroalimentación constructiva. Asimismo, el niño va aprendiendo poco a poco a solucionar sus problemas, sus conflictos y a buscar la solución más adecuada, pero cuando esto no sucede da de forma natural o cuando el niño está atravesando una situación de sufrimiento por éste mismo motivo, se considera especialmente relevante el entrenamiento en HHSS.


¿Qué podemos hacer como padres para ayudar al niño a entrenar sus habilidades y a solucionar sus problemas?

  • Ser un modelo: Conviene que en el hogar el niño pueda aprender a través de sus padres, actuando como modelos para el niño. La finalidad, es que el niño adquiera hábitos de convivencia social, donde se le enseña a ser emocionalmente afectivo, a cooperar con los demás miembros de la familia, a ser solidario, interesarse por los demás ya respetar a las personas y las cosas de los demás entre otras muchas.
  • Modelado: Los niños, aprenden automáticamente en muchas ocasiones simplemente observando las conductas de otros niños o de sus padres. Por lo tanto, podemos invitarle a observar y aprender cómo realizamos una determinada tarea para que él la pueda reproducir, en un futuro. De tal forma que es el niño quien imita al adulto en la conducta que está desempeñando, para así  poderla reproducir cuando sea necesario.
  • Reforzar positivamente: Solemos hacer demasiado énfasis en aquellas cosas negativas que suelen hacer los niños, pero en ocasiones, no reforzamos sus conductas adecuadas o positivas todo lo que deberíamos, quizá porque desde el punto de vista adulto, pensamos a veces que es lo esperable que haga el niño.
  • Ofrecer ocasiones de interacción social: Otra forma de ayudarle en el entrenamiento, es enseñándole diversos comportamientos que el niño debe de adoptar en lugares públicos, con adultos, niños o animales. Cabe resaltar, que es realmente muy necesario que el niño tenga diferentes grupos de socialización, para así poderle ofrecer espacios para practicar la interacción con sus iguales.

¿Cuándo realizar un entrenamiento en HHSS y solución de problemas?

  • Test Psicológicos: Los test psicológicos, son un instrumento de suma fiabilidad, para mostrarnos una necesidad de entrenamiento en HHSS.
  • Problemas en la interacción social: Cuando los padres observan que hay problemas en comunicación o la interacción social,  cuando el niño es incapaz de establecer vínculos adecuados para su edad evolutiva, incluyendo a los niños retraídos, o los niños agresivos donde el proceso de socialización parece no ser adaptativo, se considera relevante realizar un entrenamiento en HHSS. En definitiva, es importante realizar un entrenamiento cuando parece que le niño no ha integrado los recursos suficientes para iniciar o mantener relaciones sociales positivas con los demás.
  • Sufrimiento: Se considera muy necesario el entrenamiento en HHSS, cuando el niño está atravesando una situación de sufrimiento significativa, puesto que a través de un entrenamiento, incrementará sus habilidades y destrezas y así conseguiremos reducir su sufrimiento.

¿Cómo podemos ayudarle a entrenar las HHSS y solución de problemas?

  • Cuadernos de HHSS: Los cuadernos de entrenamiento en HHSS pueden ser de gran ayuda, dado que le presentan una serie de situaciones que él mismo tiene que ir resolviendo y así aprendiendo a socializarse. En éste caso, es óptimo para el niño, que seleccionemos los ejercicios o fichas y que le ofrezcamos solamente las que podrían reforzar su aprendizaje adaptadas a su problemática, dado que de lo contrario podemos saturar al niño con demasiados ejercicios. Lo más complicado en ésta situación para el niño, es extrapolar el aprendizaje a la vida real.
  • Proceso Terapéutico: A través de un proceso terapéutico, se pueden obtener resultados muy positivos, para los niños con problemas en la interacción social y el aprendizaje de solución de problemas. Es un espacio, donde se le entrena en las HHSS que el profesional considera más importantes adaptándose a las necesidades personales del niño.
  • Talleres con niños: En la actualidad se imparten talleres de habilidades sociales para niños, donde pueden aprender éstas habilidades a través del juego en un grupo de niños de su edad, obteniendo los resultados óptimos dado que el entrenamiento se da en un ámbito natural, con otros niños. El entrenamiento social a través de los talleres, además tiene otras muchas ventajas, puesto que el entrenamiento es divertido dado que se realiza a través del juego, además se le ofrece al niño otro ámbito de socialización más y al darse en un ámbito natural no es difícil extrapolarlo a la vida real.

La socialización es muy importante para los niños, comienza a tener un peso significativo en su vida especialmente partir de los 6 años, donde la socialización va teniendo un peso cada vez mayor, que no haber desarrollado las HHSS necesarias durante ese periodo de edad, la problemática social puede verse agravada significativamente durante la adolescencia teniendo repercusiones en el adulto.

Contacto

Newsletter

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

captcha

Próximos eventos

Noviembre 2017
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30